Cómo cambia la vida con un enfermo en casa: Cuestionario sobre movilidad de pacientes

¿Tienes a un ser querido inmovilizado en cama? Revisa una guía ideal para conocer los tipos de grúas para pacientes que hay en el mercado y cuál es la que más te conviene según tu situación. Esta es la guía perfecta para quienes han decidido adquirir una grúa para enfermos de casa.

¿Tienes a un ser querido inmovilizado? Aquí tienes un cuestionario de movilidad que te indicará si deberías adquirir una grúa para pacientes. Esta es la guía perfecta para quienes están en el proceso de decisión.

Cuando la vida en casa cambia porque tenemos un paciente encamado que cuidar, primero pasamos por una etapa de transformaciones: movemos los muebles de la casa, arreglamos turnos de cuidado, encontramos maneras de que nuestro enfermo se sienta más cómodo.

Después viene una etapa de investigaciones, donde, ya dentro de la rutina, nos preguntamos cómo podemos mejorar la vida de nuestro ser querido. Generalmente hacemos esta investigación a través del Internet o de nuestros médicos de confianza. Sin embargo, hace falta mucha información para conocer los tipos de productos que ya existen para familias que cuidan de una persona inmovilizada en casa, ya sea por accidente, por enfermedad o por incapacidad.

Para esta etapa hemos creado un cuestionario de movilidad práctico y útil que te pueda ayudar a valorar los productos para pacientes encamados que hay en el mercado y que puedas decidir qué te conviene más de acuerdo a tu situación y presupuesto familiar.

Abuelo Cómodo fabrica grúas para ti.

Cuestiones esenciales para decidir qué grúa comprar

Ya que la familia ha decidido que es una buena idea comprar una grúa para ayudarles a movilizar al paciente en casa, hay varios asuntos que deben sentarse a considerar. Estas cuestiones les pueden clarificar qué tipo de grúa necesitan y adquirirla con la certeza de que están haciendo una excelente inversión.

Hemos creado un sencillo cuestionario de movilidad que les facilitará su decisión. Anoten las respuestas en una hoja para que puedan tomar notas y consensuar qué les funciona mejor.

Adulto mayor, cuidados del adulto mayor, cuestionario de movilidad
Abuelo Cómodo fabrica la grúa perfecta para tu familiar dependiente.

Cuestionario de movilidad para elegir una grúa para pacientes

1. ¿Dónde pasa la mayor parte del día nuestro paciente?
Recámara / Sala / Sala de estar / Comedor / Cocina / Otro

2. ¿Cuántos traslados requiere al menos hacer al día nuestro enfermo? Toma en cuenta que una ida al baño, por ejemplo, son dos traslados, uno de ida y otro de vuelta a donde estaba.
Uno / Dos / Tres / Cuatro / Cinco / Seis / Siete / Ocho / Nueve / Diez

3. ¿Quién ayuda a los traslados del paciente? Anota los nombres y las edades de las personas que ayudan en todos los traslados.

4. ¿Cuánto tiempo se tarda cada traslado? Escribe en minutos.

5. Suma todos los traslados y escribe el tiempo total en que se está trasladando al paciente.

6. Además de los traslados de rutina, ¿cuántos traslados especiales realiza el paciente al mes? Toma en cuenta las visitas al médico, por ejemplo, o a realizarse análisis fuera de casa, así como, otro ejemplo, los domingos que baja a la sala a ver a sus nietos.

7. ¿Cuánta movilidad independiente tiene nuestro paciente? Esto quiere decir si nuestro enfermo realiza él solo el movimiento o necesita que le ayuden y él/ella no realiza el movimiento. Escríbelo con la siguiente fórmula, por ejemplo: 90% esfuerzo del paciente/ 10% ayuda externa.

8. El paciente usa las siguientes ayudas externas:

A) bastón

B) bastón plegable

C) andadera

D) muletas

E) silla de ruedas

F) andadera ortopédica

G) prótesis

H) scooter o carrito de movilidad

I) otro (especificar)

9. El paciente estará inmovilizado:

a) de uno a dos meses

b) de tres a seis meses

c) de seis meses a un año

d) más de un año

10. La casa donde vive el paciente es:

a) rentada    b) propia

11. A nivel de tranquilidad mental, ¿qué tan bien se siente nuestro paciente cuando realiza un traslado con ayuda?

a) completamente relajado

b) tranquilo

c) preocupado pero coopera

d) le angustia que le muevan de lugar

e) no quiere realizar traslados por miedo a caerse

Valoraciones del cuestionario de movilidad para pacientes

Ahora vamos a analizar el cuestionario de movilidad que respondieron tus familiares y tú. Las respuestas les ayudarán a decidir si es tiempo de invertir en una grúa para pacientes en casa.

1. ¿Dónde pasa la mayor parte del día nuestro paciente?

Si tu respuesta incluye más de tres lugares, sí hay que valorar la compra de una grúa que pueda facilitar los traslados entre cuarto y cuarto. Si tu paciente sólo se mueve de la habitación al baño, quizá no sea necesario, pero sigue con las demás preguntas.

2. ¿Cuántos traslados requiere al menos hacer al día nuestro enfermo? 

Si pusiste más de cinco traslados, sí es un buen momento para considerar la inversión en una grúa para pacientes que facilite el trabajo de quienes cuidan a la persona con discapacidad. Recuerda que una grúa puede evitar lesiones en la espalda de quien carga al paciente. 

3. ¿Quién ayuda a los traslados del paciente? 

Si hay menos de tres personas que ayudan en la movilización del enfermo en casa, sí es un buen momento para comprar una grúa para pacientes. Esto facilitará la labor de quien cuida a nuestro enfermo y lo podrá atender con más soltura y tranquilidad.

4. ¿Cuánto tiempo se tarda cada traslado? 

Si los traslados tardan más de cinco minutos cada uno, es muy necesaria la grúa en casa. Lee la siguiente respuesta.

5. Suma todos los traslados y escribe el tiempo total en que se está trasladando al paciente.

Revisa este tiempo dedicado a los traslados. Todo tiempo mayor a una hora por 24 horas diarias de traslado le está implicando al paciente un esfuerzo mayúsculo. Toma en cuenta también el trabajo de quien le cuida. Este punto es interesante valorarlo con un médico que puede también darles sugerencias para mejorar la rutina del paciente.

6. Además de los traslados de rutina, ¿cuántos traslados especiales realiza el paciente al mes? 

Suma este tiempo a la pregunta 5 y valora que si hay muchas salidas fuera de casa, la grúa puede ser una verdadera inversión de tiempo y dinero para la familia entera.

7. ¿Cuánta movilidad independiente tiene nuestro paciente? 

Si tu paciente realiza más del 70% del esfuerzo por sí solo, quizá no sea necesario invertir en una grúa para enfermos. Existen muchas otras ayudas externas que pueden ayudarle a moverse con tranquilidad y confianza.

8. El paciente usa ayudas externas.

Valoren objetivamente si las ayudas externas están cumpliendo el apoyo que deben ser para el paciente. En muchos casos de enfermos y personas con discapacidad e incluso personas en rehabilitación, las ayudas externas son más que suficientes para que el paciente se sienta confiado en su movilidad. Incluso hay situaciones donde un paciente puede ir de una ayuda a otra por sí solo y esto ayuda en su auto confianza.

Sin embargo, si el paciente requiere usar más de cuatro ayudas externas, sí es momento de valorar si una grúa para pacientes nos puede evitar la compra de estos apoyos y presentar una solución más integral tanto para el paciente como para sus cuidadores.

9. El paciente estará inmovilizado por ____ meses.

Si nuestro paciente estará inmovilizado por más de tres meses, es momento de valorar la compra de la grúa para enfermos. Tres meses se dicen rápidamente, pero no transcurren así, sobre todo para alguien que comienza una rehabilitación. Consideren como familia que aun si a los tres meses se deja de usar la grúa, se puede revender y conseguir una parte de la inversión de regreso a costa de un tiempo de tranquilidad para la movilización del enfermo en casa.

Si la respuesta es mayor a tres meses, no cabe duda de que la grúa cambiará para mejorar la vida de nuestro paciente en casa y sí vale la pena comprarla.

10. La casa donde vive el paciente es rentada o propia.

Esta pregunta resulta interesante por si estamos pensando hacer modificaciones permanentes para la movilidad de nuestro paciente. Algunas grúas para enfermos, como la grúa de techo, puede requerir hacer agujeros importantes o abrir puertas para hacer más cómoda la vida diaria del paciente. Obviamente en una casa rentada estos cambios son difíciles de hacer y solventar.

11. A nivel de tranquilidad mental, ¿qué tan bien se siente nuestro paciente cuando realiza un traslado con ayuda?

La salud mental de nuestro paciente es prioritaria y por eso esta pregunta, aunque está al final, debe ser de peso mayor para tomar la decisión de la compra de la grúa. Hay pacientes que han sufrido caídas que les marcan y están aterrados de la posible movilización, sobre todo si es solamente apoyados en otra persona. Algunos tienen miedo de ser demasiado peso o carga para sus familiares. Otros solamente quieren moverse con un profesional de la salud que les cuide, como un enfermero particular.

¿Debemos adquirir una grúa para pacientes en mi casa?

La decisión de comprar una grúa para pacientes debe tomar en cuenta el estado mental de la persona con respecto a la grúa para pacientes. Para ello recomendamos enseñarles los estos videos que pueden mostrarles el funcionamiento de la grúa.

Es posible que para muchos pacientes la grúa se vuelva un elemento fiable y seguro para su traslado. Muchos enfermos ya no desean sino ser trasladados por una grúa mecánica que aguanta su peso (y mucho más!). Para muchos, la tranquilidad que les da saberse en manos de un aparato que está hecho especialmente para su movilización les cambia la vida por completo. Dejan de sentirse estorbosos (no que lo sean!) y piden mayor movimiento porque saben que la grúa será quien los mueva. Algunos incluso se sienten felices de moverse llevados con tanta facilidad por un aparato diseñado justamente para ese fin. Si este es el caso en tu familia, definitivamente es momento de optar por una grúa para pacientes.

¿Te gustaría saber cuánto debes invertir en una buena grúa para pacientes? Click aquí.

Escrito porAna Perusquía

4 comentarios en “Cómo cambia la vida con un enfermo en casa: Cuestionario sobre movilidad de pacientes”

Deja un comentario